FANDOM


Todo el sufrimiento de Raccoon City tiene su... origen... en el arma biológica llamada virus T.

– Grabación de Nathaniel

Nathaniel Bard es un personaje que hace aparición en el remake de Resident Evil 3. Él era un científico y bioquímico que trabajaba para la Corporación Umbrella en Raccoon City.

BiografíaEditar

Bard estuvo a cargo del Hospital Spencer Memorial bajo la apariencia de una prestigiosa instalación médica con maquinaria avanzada y de última vanguardia con el uso de píldoras y tratamientos innovadores y experimentales.

A medida que los rumores sobre la misteriosa enfermedad caníbal se extendieron por toda la ciudad y los ataques violentos de alguien afectado por una enfermedad mental se volvieron frecuentes, solo el Dr. Bard y algunos seleccionados en Umbrella sabían lo que realmente había sucedido: un brote de agente viral conocido como el virus-T.

Bard intentó instar a su amigo en el Senado de los Estados Unidos, el senador Greg Tester, a enviar a alguien para rescatarlo de la ciudad, escribiendo que la ciudad estaba condenada y que el virus llegará a Washington y Capitol Hill, pero Tester nunca respondió o intentó rescatar a su un amigo, con quien él y muchas otras caras públicas de Raccoon City, como el jefe de policía Brian Irons, se visitaron muchas veces en fiestas lujosas.

Cuando la ciudad cayó y las hordas de zombis comenzaron a vagar por las calles, Bard escapó a la comisaría de policía de Raccoon City, donde se encerró en la oficina de los S.T.A.R.S., aunque más tarde escapó de nuevo al Hospital Spencer Memorial.

El 29 de septiembre, dos miembros del U.B.C.S.: Carlos Oliveira y Tyrell Patrick fueron enviados por órdenes de Mikhail Victor a rescatarlo y ponerlo bajo custodia por órdenes de Umbrella, aparentemente para que Bard pudiera producir una vacuna contra el virus-T. Al llegar la comisaría encontraron que Bard ya no estaba, pero Carlos logró contactarlo por medio de una computadora y Bard reveló que Umbrella comenzó a matar a sus investigadores, temiendo que puedan testificar contra el gigante farmacéutico y les pide que lo busquen en el hospital. Tyrell rastreó a Bard hasta su oficina en el hospital, pero Carlos recibió una transmisión de Jill Valentine de que estaba bajo ataque nuevamente por Nemesis y se aventuró a rescatarla, pero la encontró inconsciente e infectada, por lo que decidió llevarla al hospital para encontrar a Bard y curar a Jill con la vacuna.

Al llegar, Carlos descubrió que el hospital estaba invadido y plagado de zombis y varias armas biológicas conocidas como los Hunter Beta. Carlos descubrió que la oficina de Bard estaba equipada con un dispositivo sofisticado que solo permitía la entrada después de escuchar la voz de Bard, por lo que buscó en el hospital una cinta de audio y un reproductor para engañar al dispositivo. En la cinta, Bard hizo comentarios egoístas a la enfermera que le preguntó acerca de los documentos que encontró, le gritó y la avergonzó por su condición de simple enfermera mientras él era "el mejor bioquímico que jamás haya conocido", mientras que aparentemente la forzó para limpiar sus zapatos. La grabación de la cinta le permitió a Carlos entrar a la oficina.

En la oficina descubrió al difunto Dr. Bard quien había recibido un disparo en la cabeza por el sargento mercenario y monitor del U.B.C.S. Nikolai Zinoviev, quien actuó bajo las órdenes de Umbrella. Bard sabía que la muerte venía por él, así que decidió expiar sus pecados y restaurar el honor de su nombre por lo que produjo una muestra de la vacuna que guardaba en su oficina y otra que guardaba debajo de los terrenos del hospital en un laboratorio secreto y dejó una grabación diciendo la verdad de lo ocurrido en Raccoon City, la cual es vista por Carlos.

Aunque la segunda muestra fue robada y destruida por Zinoviev, la primera ayudó con éxito a Jill a producir anticuerpos muy potentes para combatir la infección que había sufrido por Nemesis.

GaleríaEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.