La Aldea Ndipaya (también llamadas Ruinas Ndipaya) son antiguas cuevas hechas a mano por la Tribu Ndipaya.

Descripción[editar | editar código]

La zona es muy espaciosa y rústica, de color amarillo. Se encuentra en el interior de una gigantesca caverna, de tal modo que tiene mucho espacio pese al encierro. Hay unos grandes agujeros en los techos de las cuevas, muy posiblemente hechos por los Ndipaya, utilizados para que el sol se filtre por ahí y sea utilizado para la creación de rayos y otras armas, trampas y funciones con luz solar.

Historia[editar | editar código]

Pasado[editar | editar código]

La cueva por la que se ingresa a las Ruinas Ndipaya.

Se desconoce cuando fue construido esta civilización subterráneo que existió en la región de Kijuju en las costas de África Occidental. Los Ndipaya construyeron varios mecanismos de defensas para proteger su reino entre ella se encontraban espejos que reflejan la luz del sol que concentraba la energía para ser canalizado como un rayos láser devastador y los mismos espejos fueron utilizando en tres rompecabezas. Sus habitantes adoraban y protegidos la flor conocía como Ascensión al Sol que solo crecía en el Jardín del Sol ubicado en la zona más profunda del reino. Sus lideres no eran elegido por el derecho de nacimiento, sino eran elegidos al consumir la flor y sobrevivió otorgándoles grandes poderes. Según las leyendas un hombre reino durante varios siglos pero no esta confirmado actualmente.

Por razones desconocidas, la tribu abandonó el reino subterráneo, pero se comprometieron a protegerlo. Todos los varones Ndipaya de trece a veinticinco años de edad estaban obligados a servir durante dos años en la ciudad para guardarla y protegerla. Gracias a su vigilancia constante, la existencia de esta urbe sigue siendo desconocida para el mundo exterior. El 4 de diciembre 1966, unos forasteros encontraron las ruinas y accedieron al jardín donde descubrieron la flor, el grupo de forasteros eran los aristocráticos Oswell E. Spencer y Edward Ashford, el Profesor James Marcus y su alumno Brandon Bailey. Brandon y Marcus estuvieron trabajando tres meses en las ruinas donde fueron atacados por la tribu Ndipaya pero al final resultó que su hipótesis era cierta y el virus fue denominado "Progenitor", los dos se emocionaron mucho para traer las muestras a América e irse dejando las ruinas.

En 1961, una corporación llamado Umbrella mando un equipo de investigación liderados por los forasteros Marcus y Brandon que regresaron debido a que las muestras extraídas no mostraron ninguna característica de alterar el ADN, también las flores no contenían el virus en absoluto y concluyeron que era el terreno, así que decidieron regresar a las ruinas para avanzar sus investigaciones pero eran demasiado lento debido a que la tribu los atacaba constantemente. Para 25 de abril de 1968, Oswell propuso a Marcus y Brandon que tendría que sacar a los Ndipaya de sus tierra y ambos aceptaron. Entonces mandaron a un ejercito armado que lograron repeler a los Ndipaya perdiendo la mitad de sus tierras con la zona donde crecen las flores para el 19 de Agosto. Sin embargo, los Ndipaya todavía no han perdido la esperanza de recuperar un día su tierra sagrada y devolverle su antiguo esplendor.

El Jardín del Sol, donde los Ndipaya custodiaban las flores.

El 14 de Septiembre, otro equipo de investigación liderados por Brandon, habían llegados a las ruinas donde fue puesto unas tiendas de campaña rodeadas de soldados contratados para mantener a raya a los Ndipaya mientras construían las verdaderas que fueron finalizadas el 15 de Junio de 1968. Para el 16 de Noviembre de 1998, Oswell mando la orden de cerrar el laboratorio y asesinar a los investigadores de nivel 10 ya que conocía su existencia para mantener en secreto todo la operación. Las ruinas una vez fueron quedadas en el olvido. En algún momento, Tricell con ayuda de Albert Wesker encontraron las ruinas con los laboratorios de Umbrella, Tricell mando a construir un laboratorio mas nuevo que el anterior donde una grupo de investigadores estaban para recuperar el virus Progenitor, al pasar el tiempo crearon el Uroboros que Wesker necesita, al final algunos investigadores fueron asesinados y otros como sujetos de experimentos para evitar las fugas de información.

Resident Evil 5[editar | editar código]

Para a finales de 2008, Ricardo Irving el supervisor de una planta de petróleo en la División de Desarrollo de Recursos de Tricell África, engaño a los Ndipaya quienes vivían en los Pantanos de Kijuju para ser inyectados con una cura de una enfermedad pero resulto que eran Las Plags Tipo 3, todas la mujeres y niños murieron mientras que los hombre se volvieron locos y volvieron a sus antiguos costumbres tribales.

Los Ndipayas regresaron a las ruinas donde lo recuperaron excepto las zonas controlados por Tricell. Para Marzo de 2009, los agentes de la B.S.A.A., Chris Redfield y Sheva Alomar, llegaron a las ruinas donde fueron atacados por los Ndipaya en su persecución de Albert Wesker, Excella GionneLos agentes eliminaron a todos de la tribu y llegaron a la sala del monarca donde pelearon y liberaron a Jill Valentine del control de Wesker, Chris y Sheva abandonaron Jill mientras era encontrado por Josh Stone, el cuarteto abandonaron las ruinas para siempre. Después de que la BSAA confirmara la muerte de Albert, Alex Wesker mando un equipo de investigación a las ruinas para recuperar muestras de Uroboros para seguir con sus planes.

Las ruinas posiblemente fueron visitadas por un equipo encargado de desmantelar los laboratorios en un esfuerzo de evitar futuros usos para el Bioterrorismo, dejando las ruinas en completo abandono.

Lugares[editar | editar código]

  • Cuevas: Es una pequeña caverna infestada de Bui Kichwa, la cual sirve como única entrada a la capital Ndipaya. Un pequeño muelle y una serie de escaleras y pasarelas de madera muy rústicas fueron construidas para llegar hasta la gran entrada de las ruinas.
  • Ciudad Antigua: Es la primera zona de ruinas, llena de trampas y tesoros. Está custodiada por los antiguos pobladores que, infectados por Las Plagas, representan una gran amenaza. Son un conjunto de antiguas casas y puentes, y hay muchos sarcófagos, uno de ellos que conduce a una trampa caída. Luego, se tendrá que sortear un montón de bolas gigantes prendidas fuego para llegar hasta la siguiente puerta por medio de un botón en el suelo que detiene las bolas.
  • LaberintoEsta área comienza con una antigua trampa de estatuas que colapsan a punto de aplastar a quien trate de cruzar el pasillo en el que se encuentran, así como una zona donde el suelo es muy frágil y el solo pisarlo causa que ceda. Tras cruzar esa zona, se pasará a una gigantesca sala de laberintos en los que se tienen que tirar de las cadenas de un montón de ídolos gigantes para abrir la última escalera. Es ahí donde Chris y Sheva tienen su último enfrentamiento con el Popokarimu, que muere aplastado por dos ídolos gigantes que caen sobre él al atravesar la entrada final del laberinto.
  • PirámideEn esta zona, se trata de una gran estructura piramidal por la que la luz del sol entra y proyecta unos rayos láser que sirven para tocar espejos y así, abrir los ascensores que llevan a las personas al siguiente destino. En la última parte, es opcional un enfrentamiento con Bui Kichwa y una sala llena de tesoros y serpientes en jarrones.
  • Jardín SubterráneoÚltima zona de ruinas antes de las instalaciones de Tricell, se trata de un pequeño y decorado jardín de cuatro puntas en los que se encuentra, con la luz solar iluminándolas, las flores de la Ascensión al Sol.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.